¡DESCANSE EN PAZ LA GUERRA!

Aquí yace la codicia sin limites, que se comió a nuestro tiempo y a nuestros niños.

Aquí yace el miedo que entraba en nuestros frigoríficos, que se metió en nuestras camas y nos robó nuestras calles.

La fecha de nacimiento – desconocida. La fecha de muerte – ya era el tiempo.

Nadie te echará de menos.

Los poetas del mundo dicen SÍ A LA PAZ en el Encuentro Internacional de Poesía de Bogotá, Las líneas de su mano 9.

14203304_1639566413001313_5124594105117937919_n

Bogotá, Colombia, 2016.

?

Despegando
aprisa nos acercamos
al presente
En la blancura de la infinidad
los postes pasan
como puntos de interogación
contornos de mundos feos
manchados
promueven
quedan
en las aceras prohibidas
para las chicas buenas
Todos los colores
se arrastran
bajo las sienas
piel a piel
chilla
se quiebra
un parte de mi permanece
en el carril lento
dónde la vida está bienentre la respiración
y la línea
irreparablemente
reclinada

10675645_683307288452590_7888583041371259145_n

EL RÍO

Me dijo que
esos ojos penetrantes
no podría dominar
ni una explosión bajo el agua

Ahora sólo la cantidad
de tu amor
puede salvarte
porque sabes mi debilidad

Dijeron que
detras de mi espalda
guardo siempre una espada
y busco por dónde
empujarla
Hace mucho tiempo
sus cabezas habrían volado
de sus hombros
Si no fuera de tu
bella calma

Por alguna noche posesiva
rasgaría un árbol de su raíz

Por alguna noche obsesiva
tendría Circe de rodillas
pero yo reiría
¿Para qué necesito ese poder?

En la pesadilla más loca
nuestros dolores antiguos
se funden
y conjuntos
detienen el mundo

Tu esperanza queda
lo único que nos sostenga

Pero si por solo un momento
te quedas dormido y
y no me vigilas

Mis ojos desiertos podrían sólos
completamente quemar el mundo

dsc_203verr0

MÁS TRANQUILO

Tu sonrisa no brilla
como antes
por eso apretas
tus labios ensangretados en la nieve

Sólo roídas
brotadas
mejillas
de un deseo extinto
quedarán de nosotros
y contornos
de nuestros manos perezosos

Y pienso
la blancura única
quedará en el recuerdo

la pantalla plateada
de nuestro simbiosis
ya no tiembla
y tú me odias
¿no?

Arrojamos de las bragas
todos los vicios
y otra vez los vestimos
pero no hizo nada bien
y no va a hacerlo
ni endemoniado
volviéndonos al principio
ni partida al final

Cascados hasta la médula ósea
hemos tocado el punto
de ser otra vez desconocidos

Pudiste si fuiste más fuerte
hacer que mi corazón
también en una piedra
se convirtiera

Blancura

Soy lo que soy
y soy lo que no soy

Otra vez regreso
al viejo verso
en cual tú no respiras
Ahora solamente me asombro
¿qué es lo que aún te tiene atado?

Lo he tratado todo
hasta que entendí
todas las eventualidades
de nuestras casualidades
y de que tú en mí
estás ciego de mí

La blancura llena

Solamente una pregunta aún tormenta
¿Si recientemente todo es más tranquilo
en tu mente también?

D

De repente
crecen los dientes
vacilan
y queda la escoria

De callar
arden
encias hinchadas

Tenerte
a través de un sopor
profundo
en susurro de mi pelo
sumergido

en las aguas de mi deseo sucio
en los dedos torpes cascadores

Tenerte
en un momento
profundo
en los pensamientos de un callejero
en el Danubio ahogado
en espesor amargo

Se siente amarga
La garganta
al amanecer
Tenerte

Los dientes como cristal
y busco con rabia
en Oniromancia
una página gastada
sobre la letra D

aún más
ennegrezca la crónica

100_8981kopi

Soñar con los dientes:
1) blancos, hermosos: salud, la reputación buena;
2) dientes que se caigan: una muerte en la familia, los accidentes;
3) tirar los dientes: terminarás con una persona indeseable;
4) dientes malos, podridos: la enfermedad, el fracaso…

 

NO LO HARÁS

En mi vientre activando
el piloto automático
Hace mucho en un noche de febrero
te había apagado

Empujé la carga
de una tonelada sobre mi corazón
Esperando
Que no surgirá más

Para qué me sirve
Soñar contigo
Volver nuevamente
A los mismos fotos de ayer

No lo harás, no lo harás
Puse sobre mi corazón
los chismes, las bobadas y tonterías
y unos pesos de arrepentimiento

Pero te soñé de nuevo
Escapándome
Debajo de ese donjuanesco
Disfraz de locura

Naciendo para mí nuevamente
Y yo arrancando de mi corazón
todo lo imperdonable
Lo tiro por la ventana

No lo harás, no surgirás
Encima de esa subconciencia mía
demasiadas ilusiones se descargaban

Los años vacíos por dentro
los chismes y las toneladas de arrepentimiento
No lo harás

 

LA RESINA

I

Te quedas en tu castillo, querida
iluminando
a todo el mundo
se lo haces agua la boca

En el viento presiento
tus mensajes
Pero me falta la clave

Estas ahí, ¿dios?
No te suelto, ¡no!
Pero ya no te tengo

Dime, ¿ha cortado su pelo?
Mandame un copete
para mis hechicerias
Brillas, querida
pero todo el mundo
te echa de menos

***

Me dicen estas calles grises
que todavía me quieres
y vainilla seca
suelta sus olores

***

Los semáforos alarman mis sueños
sólo a mitad compartidos
con ella

¡Me arranco!
Si merezcas este poema, querida
la voy a cantar al viento

street-lights-at-dusk-543709

II

Los años pasan volando
lentamente
Me parece que todo el tiempo
estaba tumbado
en las mismas sábanas
mientras tu pelo me cubría
aunque no te moviste
de tu torre

ni en el cielo ni en la tierra

Mirabas muchos ojos
como si fueran míos
pero todos palicedieron

No me tienes
No me tienes
pero no me sueltas

***

La araña en el techo
Otros muslos ahora me calientan
En Bulevar se apagan las luces

Una madrugada más sin ti
pero hace mucho tiempo
que tu mirada no me duele

***

En tu torre no hay luz

 

III

Aún haces un brindis
por los viejos tiempos
como si fuese a tu lado
el martes
¿medianoche?

***

Levanto el vaso
ya no tiene el mismo peso

No te suelto
No suelto

El espejo roto yace
en algún parte
de Bulevar de Nikola Tesla
o en el mar

***

Los semáforos ahora despiertan
mis sueños, los cuales
no tengo a quien regalar
Otros muslos no son como los tuyos

IV

La araña en el techo
Amarro el cinturón
Blanco y negro de las teclas
huelen a resina

***

He cortado tu pelo de mi apartamento
y de tu piel he limpiado mi mente, y mis manos

Ni siquiera lo sabias
Te cedí al gris
Ni siquiera lo sentiste
Te coloqué durmiente
a las aceras
de tu ciudad natal
He guardado tus defectos
en silencio

Quédate perfecta para el mundo

No sueltes
la memoria de pocas miradas
Este mundo no soportaría más