LA RESINA

I

Te quedas en tu castillo, querida
iluminando
a todo el mundo
se lo haces agua la boca

En el viento presiento
tus mensajes
Pero me falta la clave

Estas ahí, ¿dios?
No te suelto, ¡no!
Pero ya no te tengo

Dime, ¿ha cortado su pelo?
Mandame un copete
para mis hechicerias
Brillas, querida
pero todo el mundo
te echa de menos

***

Me dicen estas calles grises
que todavía me quieres
y vainilla seca
suelta sus olores

***

Los semáforos alarman mis sueños
sólo a mitad compartidos
con ella

¡Me arranco!
Si merezcas este poema, querida
la voy a cantar al viento

street-lights-at-dusk-543709

II

Los años pasan volando
lentamente
Me parece que todo el tiempo
estaba tumbado
en las mismas sábanas
mientras tu pelo me cubría
aunque no te moviste
de tu torre

ni en el cielo ni en la tierra

Mirabas muchos ojos
como si fueran míos
pero todos palicedieron

No me tienes
No me tienes
pero no me sueltas

***

La araña en el techo
Otros muslos ahora me calientan
En Bulevar se apagan las luces

Una madrugada más sin ti
pero hace mucho tiempo
que tu mirada no me duele

***

En tu torre no hay luz

 

III

Aún haces un brindis
por los viejos tiempos
como si fuese a tu lado
el martes
¿medianoche?

***

Levanto el vaso
ya no tiene el mismo peso

No te suelto
No suelto

El espejo roto yace
en algún parte
de Bulevar de Nikola Tesla
o en el mar

***

Los semáforos ahora despiertan
mis sueños, los cuales
no tengo a quien regalar
Otros muslos no son como los tuyos

IV

La araña en el techo
Amarro el cinturón
Blanco y negro de las teclas
huelen a resina

***

He cortado tu pelo de mi apartamento
y de tu piel he limpiado mi mente, y mis manos

Ni siquiera lo sabias
Te cedí al gris
Ni siquiera lo sentiste
Te coloqué durmiente
a las aceras
de tu ciudad natal
He guardado tus defectos
en silencio

Quédate perfecta para el mundo

No sueltes
la memoria de pocas miradas
Este mundo no soportaría más

 

Advertisements

EN LA PARED

 

En los rastros de mis paredes
se ha recogido la resina

Tu reloj se atrasa o se adelanta
en el país donde resuena
el murmullo de un lenguaje
extranjero

Tus ojos brillan
como si esperen a los míos
con ese brillo buscador
raro

En los rastros de las paredes
se ha recogido la resina
y ahora no hay atrás

Te veo sentado en la muchedumbre
contando las caras en la oscuridad
a tu alrededor

Un museo, un club o una calle
mí reloj atrasado está detenido
en aquel tiempo donde
tu rostro aún tenía color

Ahí he dado rasguños
de ansia y daño
y chupo la resina cuando
empieze a doler

*El preludio para el poema La resina*

ABANDONADA

El corazón siente un impulso de repente
Mientas entiende mi mente
Que significan las palabras

*

Mi madre me dijo
Que no bebiera todavía, que estaba caliente
Pero yo nunca escuchaba

Una vez mi padre me pegó
Con fuerza
Me dolía

*

Siento la picadura
Debe ser que estoy temblando de fiebre
Hace frío

Una vez mi padre
Se negó a mirarme
Me dolía

Mi madre me dijo
Que pusiera el hielo sobre la herida
Pero no le escuchaba

*

Estoy en el pasillo
Tan vacio, como tú
No estás pero te puedo oler.

Y por aquí está pasando la gente a través de mí
como si tuvieran el miedo de entregarse

Y a ellos también les duelen los manos
A través de las paredes

*

Si rompo un verso más
Seré amiga de Medusa
En el quinto círculo

Pero tengo miedo de encontrarte

Soñaba con un túnel
Estaba negro
Se derrumbaba

DE FUERZA

Entras en mi cuarto
silente
indeseable
Tan silente
como oxígeno
o la herrumbre
Entras con fuerza en mi entrañas
y meneas
Pero yo impotente
vuelo hacia ti
para cambiar puestos
y mientras en seda
de telaraña me tejas
mis sueños
y pensamientos
traigas tan fácilmente
Y por primera vez
pienso – es amor
pero tu cuerpo
falta
Y pasarán años
antes de que te diga
que este amor
platónico
me llena de rabia
Sin embargo,
ya será muy tarde
porque así
inevitablemente
te tendrás a ti mismo
como un araña
enredado
y te miro
meneando
y de fuerza
alucinando

Spiderweb_background

EL PATIO

Ayer soñaba con un patio en el cual caía con frecuencia. Era uno de esos sueños extraños, tremendamente largos, o por lo menos así nos pareció después mientras estábamos lavando nuestras caras. El patio estaba abandonado como los pasillos de un hospital en la madrugada. O quizá era solo que el tiempo pasaba más despacio, no encuentro las palabras. De repente un pájaro voló muy bajo, volaba desde la copa de un albaricoque, el que me pareció más rico de lo que era muchos años antes, cuando el árbol todavía no era tan viejo y seco. Un cuervo, así me pareció – volaba rápidamente. Por fin, el patio se iluminó, dejó que entrara el color, y un niño llegó y se quedó bajo el árbol. El niño se parecía a mi hermana, pero era más joven, aunque ya no estoy segura. No se reía, y sin embargo, parecía feliz. Se quedaba en el borde del patio, moviendo despaciosamente sus manitas en un silencio absoluto. Los albaricoques empezaron a caer desde el cielo como balas – con silencio y ternura. El niño creció, casi a la fuerza, y se convirtió en un varón. Fue cuando él dijo a mí: “Esperar significa quedarse callado y confirmar”. Desapareció. Las balas todavía caían cuando yo ya me frotaba los ojos nublados.

A TRAVES DE MÍ

Invisiblemente me sumerjo
En el asfalto negro de la madrugada
Me mezclo con la luz

Abandonadas, ingenuas
Mis mejillas están quemando

A través de mí, silenciosamente
Pasa la gente por sus caminos

580175_440224542729131_682292117_n

TUVE UN MAL SUEÑO

Quítate
Tuve un mal sueño
donde me dieron un corazón
y todos los escalones de la mente humana

Me habían dado los dientes
Para sentirme mortal
Sí, y los ojos tenía también
Para observar las burlas entre los iguales

Habían torres
Y murallas
Y nada de
Nada
Tenía las piernas
Pero me quedaba quieta
Los deditos de los pies
Para sentir la alienación
A ella solo aquí la puedes pisar

No me mires
He dormido mal

Desterrada a las ciudades
En la cáscara
Y todos los pecados de su ruina

Me colocaron en filas
Para oír la envidia entre esos
A los cuales no se puede envidiar
Sí, tenía el pelo también
Para absorber su hedor

Déjalo
Deja ahora ese lío
Que con sólo un parte está
en la habitacion

Hueles tan mal al amor
Y la confianza
Tu lengua esta mojada como
todos los parques meados del Belgrado
Tus manos son como arenas movedizas

¡No quiero cerrar mis ojos!
Tal vez solamente a la cáscara
El espíritu confundido y
Todas las debilidades de su vanidad
regreso

Tú no oyes
¡La mugre te obstruye las orejas!

Me habían dado los dientes
Para mordermelos en la vida mala
y las palabras

Tú siempre te quedas callado
Tu desorden habla por sí mismo
Vives alcance de la realidad
pero a mitad te pierdas en mí

***

Tus ojos, un consuelo
Y yo creo que tu crees
Que me quieres

No me mires
aún me rompe el sueño

Me habían dado los dientes
para apuñalarlas
en el último rayo
del presente
en ti

Yo no soy un ser humano

Ahora mi plasma sanguíneo
se está mezclando con el suelo
Y se mezclan
Tu ser con el mío

No me dejes mientras empiezo a soñar
Y mantenga mis espasmos
Mientras me convierto en el pasado